Gracias por su colaboración al Dr. Abraham Domínguez.

Los carismas no son solo programas o idearios, es la presencia del Espíritu Santo en la vida de la Iglesia. Y podemos palparlo en la vida de hombres y mujeres que se consagran y consumen su vida en el amor al prójimo y a Dios en una misión determinada. 

El Profesor Jorge Barrera Hurtado ha sido un fiel hijo de Don Bosco, desde muy joven se hizo salesiano y ha dado su vida a muchísimos alumnos que hemos pasado por sus clases, aprendiendo lo mismo de álgebra, de cálculo o de dibujo industrial. Creo que muchísimos podemos decir que antes que un aprendizaje de contenidos ha sido una presencia educativa llena de amor. Exigente, muy duro, pero paciente y atento. 

El profesor nace en Zamora Michoacán el 10 de Noviembre de 1936, estudia en el Instituto Colón con los Salesianos con los que decide comenzar su camino de Coadjutor a los 11 años. Los coadjutores son religiosos laicos que consagran su vida dentro de la familia fundada por Don Bosco. 

Reconociendo y habiendo discernido que el Señor no le llamaba al sacerdocio, estudia para ser ingeniero agrónomo en la escuela de Agronomía en Cumiana Italia, graduándose en 1956. Regresó a Mexico a Coacalco y posteriormente a Saltillo, con una permanencia de un año en cada obra.

Posteriormente va como uno de los fundadores de la Obra salesiana de Sahuayo, donde está solo un año, y en 1960 llega a su siguiente obediencia, en el Colegio Anáhuac Revolución de Guadalajara.

Cuando Él llega, sólo había dos salones, uno se utilizaba para dar clases a varios grados y el otro era la habitación del Padre Ignacio Sandoval, quien era el director. Comienza a trabajar la ampliación del colegio, apasionado como es del futbol, se hacen canchas de tierra y la capilla de Maria Auxiliadora, lo que hoy es un templo en la avenida Revolución.

Junto con el Padre Sandoval le dan gran impulso al Oratorio Festivo, de donde surgieron grandes jugadores de futbol quienes representaron a México en varios mundiales, como lo fueron Antonio Mota, Héctor Hernández, Arturo “cura” Chaires, Juan Manuel Alejandrez, entre muchos otros que hicieron sobresalir a ese equipo que originalmente se llamó Don Bosco y posteriormente cambió su nombre “Deportivo Oratorio Salesiano”, conocido como “D.O.S”. uno de los equipos amateurs mas famosos y triunfadores del Estado de Jalisco. Bajo el lema “Formación Integra mediante el Deporte” no solo se formaron grandes jugadores de futbol, si no que formó una gran cantidad de “Buenos cristianos y honrados ciudadanos” siempre bajo el método educativo de Don Bosco llamado “sistema preventivo” que consiste en “amor, razón y religión”.

En esos incipientes oratorios en aquel momento se les dio ademas del deporte, educación  a muchos niños y jóvenes del oriente de la ciudad, levantaron las aulas que poco a poco y con ayuda de benefactores que el Padre Sandoval y el Profe Barrera conseguían. Ahí dieron instrucción técnica en talleres con apoyo de la gente del barrio. Pero también, a la manera de don Bosco, un lugar donde se enseñó la fe católica y se formó personas íntegras para la vida, con María Auxiliadora como la reina de la obra.

En 1963 El Profesor Barrera logra la incorporación a la SEP del Colegio que en primer instancia se llama “Escuela Popular México” Y posteriormente “REVOLUCIÓN” para la primaria y “ANAHUAC REVOLUCIÓN” para la secundaria.

Sigue la construcción de salones en el colegio adjunto a la parroquia, los cuales se utilizaban para la pastoral juvenil así como de habitaciones para los salesianos.

En el Oratorio festivo no solo se juega futbol, se practican otros deportes como volibol, basketbol, box, así como otras actividades artísticas y culturales como el ballet folklórico y un coro juvenil. 

El profe (como cariñosamente le hemos llamado por años) se dio cuenta de la necesidad de atender también a los trabajadores del barrio, por lo que decide fundar una secundaria nocturna gratuita en el colegio, la cual es atendida por sus exalumnos y obviamente por él.

El colegio toma prestigio por el alto nivel de conocimientos y la disciplina de sus alumnos, principalmente en el area técnica, matemáticas y dibujo industrial (las asignaturas que el profesor imparte), pero ademas hay talleres de electricidad, encuadernación y mecánica. 

La mayoría de los profesores de las demás asignaturas son exalumnos del colegio.

Se viven los mejores tiempos para el D.O.S. con cuatro campeonatos del Estado de Jalisco avalados por Asociación Oficial de Futbol del Estado, la Federación Mexicana de Futbol y el Comité Olímpico Mexicano y El Anáhuac Revolución es la sede de los primeros Juegos Intersalesianos en el año de 1975.

El colegio sigue creciendo, cada día hay mas alumnos, por lo que siendo el director el Padre Pablo Aguayo el profesor Barrera comienza la construcción de la segunda nave del colegio y las oficinas de dirección.

Atendiendo la creciente demanda de los padres de familia, el profesor Barrera adquiere la casa ubicada en la calle 40 para que sea la casa Salesiana, de tal manera el anexo del templo se convierte en la primaria para niñas. 

En esos años el profesor Barrera construye vestidores, laboratorio y biblioteca. En 1986 con la llegada del Padre Baltazar Zamora,  se comienza a gestar un proyecto muy ambicioso, la construcción de la preparatoria. Se inicia en Junio del 87 y se termina en junio del 89. Fue así que sin tener recursos económicos y con la aportación de exalumnos, padres de familia, cooperadores, amigos, bienhechores y alumnos, en solo 2 años el Revolución contaba con una preparatoria con enseñanza Incorporada a la Universidad de Guadalajara, algo difícil en aquellos años.

Ya con la preparatoria funcionando, el profesor no descansa y es por eso que empieza a soñar con la Universidad Salesiana en Guadalajara y para ello adquiere los terrenos del Montenegro que hoy son conocidos como los campos del Revo, lo primero que hace es construir una cancha de futbol e iniciar un Oratorio, sembrar árboles frutales y comenzar con apicultura.

En 1992 le llega su siguiente obediencia y el profesor se traslada al Instituto Carlos Gómez de San Luis Potosí, dejando atrás 32 años de trabajo en su amado Revolución, convirtiéndose en el pilar mas fuerte en la historia de nuestro querido colegio. 

Este próximo jueves 29 de noviembre a las 12:00 hora le rendiremos un merecido homenaje en su colegio, el Anáhuac Revolución. Ex alumnos, oratorianos, familiares y amigos estaremos ahí para agradecerle que sea un salesiano ejemplar, un consagrado que en toda ocasión ha visto una oportunidad para educar y amar. No cabe duda que Don Bosco está entre nosotros.

Anuncios

Escrito por Gabriel Leal

Aprendiz de filósofo por accidente, docente por vocación y tapatío por nacimiento. Gusto por la literatura, la historia, la política y las tortas ahogadas.

2 comentarios

  1. Maravillosa vida de un salesiano ejemplar, de los de viejo cuño, realizador de grandes obras en pro de los jóvenes de conformidad al espíritu de la filosofía salesiana de Don Bosco. Felicidades. Un justo y merecido homenaje.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.