“El encuentro entre Francisco de Asís y el Sultán de Oriente fue en sí mismo “sacramental”, o “bautizante”. No tengo miedo en decir que después de esta experiencia cada uno de ellos haya reforzado en su propia fe. Cada uno, en su experiencia encontró que cada forma diferente de ver al Dios Poderoso en el que creen no tiene en sí misma –como se había hecho pensar en la Iglesia y en el Islam- el carácter de conflicto contra aquel que no tiene la misma ideología que yo. O mejor aún que aquel que piensa distinto a mi forma de entender la fe es un enemigo automático al que hay que vencer. Todos tenemos una “cruzada” frente a nosotros y ahora mismo: aquella del hermano de comunidad, del compañero del trabajo, de la pareja con la que compartes la vida en el matrimonio, de aquel que su sola presencia te cuestiona. Desde Francisco de Asís, los franciscanos tenemos una palabra para referirnos a aquel que es diverso, diferente u opuesto: ‘hermano’.” 

José Daniel Ramos Rocha

De mi libro: Francisco; hombre de encuentros. (Zapopan 2013)

Anuncios

Escrito por Daniel Ramos

Mexicano y Jalisciense. Franciscano y sacerdote. En los andares de la filosofía y en el constante ir de la vida. En exilio italiano. Escribo para darle voz a la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.